Talleres sigue en estado de gracia en la Libertadores: venció a Cobresal y quedó a un empate de ganar el grupo

0
1

Talleres sigue en estado de gracia en 2024: de los 21 partidos, ganó 12 y apenas perdió dos, el último el 19 de febrero ante Barracas. Sostuvo el primer puesto con el 1-0 ante Cobresal e irá a San Pablo a definir el primer puesto con ventaja, ya que con un empate le alcanzará para quedarse en el grupo B de la Copa Libertadores.

Con la clasificación a octavos de final concretada a dos fechas del final de la fase de grupos, Walter Ribonetto decidió encarar este partido con Cobresal con un mix de muchos suplentes y algunos titulares, priorizando de alguna manera el arranque del Torneo de la Liga Profesional. Un error que privó al público de la T disfrutar del buen momento del equipo.

El encuentro fue bastante pobre. Ante un equipo chileno más ordenado que en la ida en Calama, le costó muchísimo al local llegar al arco de Requena, el arquero argentino surgido justamente de las inferiores de Talleres. Las pocas chances que tuvo en el primer tiempo, las resolvió mal Nahuel Bustos, quien se mostró con pocas energías a sabiendas de que desde junio ya no pertenecerá más al club.

Con este panorama, el equipo local además zafó de ponerse en desventaja por un penal cometido por Miguel Navarro (mano en el área). El árbitro Augusto Alfredo Menéndez dejó seguir y tampoco hubo intervención del VAR. Curioso. Igualmente, como sucede en estas cuestiones, tal vez la vieron y enseguida le avisaron al juez que no había pasado nada.

En la parte final, Ribonetto puso toda la carne en el asador, tratando de quedarse con los tres puntos. Ingresó el paraguayo Ramón Sosa y el goleador Federico Girotti. Tuvo más chances que en la primera parte, pero no las supo resolver, algo que fastidió bastante al técnico.

A los 30 minutos del segundo tiempo, por primera vez tuvo que intervenir Guido Herrera. Casi la mete en contra Juan Portilla pero el reaccionó rápido y bien y mandó la pelota al córner. Igualmente, un jugador chileno estaba adelantado y seguramente si terminaba en gol la jugada ahí sí hubiese intervenido el VAR.

A ocho minutos del final, en el mejor momento del equipo chileno, los dos que ingresaron fabricaron el triunfo local:toque de Sosa y definición de Girotti. Le costó a Talleres pero se quedó con el triunfo para seguir disfrutando de un gran momento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí